jueves, 4 de marzo de 2010

¿Cuánto pagaríais?

El otro día teníamos en el trabajo la n-ésima discusión sobre las descargas de películas, series de TV, música, etc. El argumento principal es que se bajan series extranjeras (e.g. Battle Star Galactica, Big Bang Theory, etc) porque no hay manera de adquirirlas on-line de forma oficial pagando por episodio (en USA sí se puede, a 1$ el episodio, si no me equivoco).
La pregunta que lanzaba yo al aire, y que quiero compartir con aquellos que "pidan prestado a sus amigos chinos las series de TV" es la siguiente:
¿Cuál es el precio límite por episodio de serie de TV por el cuál dejaríais de descargarlo de una web no oficial?
1€, 50 céntimos, 10€?
La "piratería" es cuestión de principios o de precio? La gente se descarga música porque dice que pagar 20€ por un CD es un timo... pagaría 5€ por escucharlo on-line?

Yo creo que no, en general nuestra manera de ser nos hace ser así: para qué voy a pagar si lo puedo pillar gratis?.

En mi caso, he encontrado en la tarifa plana el equilibrio: por ejemplo desde que pago por Spotify no he vuelto a pedirle prestado a mis amigos chinos ninguna canción. Encuentro que 10€ al mes es un precio razonable por tener millones de canciones al alcance de mi ordenador o de mi móvil. Posiblemente pagaría 10€ más por algo parecido con las series de TV. Claro que no se si eso es un negocio para los que las producen.

¿Cuánto pagaríais vosotros?

2 comentarios:

Ronald McDonald dijo...

Efectivamente...la cultura española es del tipo "¿para qué voy a pagar si lo puedo conseguir gratis?"...incluso si es un precio razonable como los 10€ de spotify, si se puede conseguir gratis, mejor...

Lek dijo...

Pues yo en Spotify sigo esperando que suban albumes que hoy por hoy sólo puedo conseguir a través del P2P... porque en las tiendas tampoco están.

Pero vamos. Modelos de negocio como Hattrick demuestran que la peña está dispuesta a pagar por algo que también pueden tener gratis. La gracia está en el valor añadido que justifica el pago. Y ese valor añadido, lamentablemente para la industria, no existe.