domingo, 21 de marzo de 2010

Islandia: que cada palo aguante su vela

Islandia es otro ejemplo de especulación infinita, liberalismo y desregulación, que lleva inevitablemente a la crisis y al desastre. Este artículo de El País relata perfectamente lo que ha pasado desde 2007 hasta ahora. El resultado es que los islandeses se han negado en referendum a pagar el desaguisado de uno de sus bancos por internet, el Icesave.
En pocas palabras, Islandia empezó a crecer a costa de trocear sus zonas pesqueras y venderlas a terceros. Se convirtió en una economía de servicios bancarios, espoleada por el alto tipo de interés que tenían (causa de una inflacción alta), lo cual atraía mucha inversión extranjera. Además sus banqueros se dedicaron a hacer negocios (especular) en su propio país (burbuja inmobiliaria) como fuera, espoleados por leyes nada restrictivas. Acumulando activos (pasivos) de 10 veces su PIB (es decir, los bancos poseían mucha deuda), se lanzaron a captar depósitos fuera de Islandia para poder tener liquidez para pagar la deuda. Cuando la crisis financiera estalló y el dinero dejó de circular, estos bancos se quedaron con el culo al aire y sin posibilidad de retornar los depósitos que debían. Entre otras deudas, una bastante importante era de 3.500 millones de un banco por internet, Icesave. Dicha deuda estaba contraída básicamente con familias inglesas y holandesas. Los respectivos gobiernos se hicieron cargo de los fondos de dichas familias y son los encargados de pedirle a los bancos islandeses el dinero. Como no lo tienen, han recurrido a su Gobierno, y éste, tras aprobar la Cámara de representantes una devolución del préstamo en 15 años al 5.5%, sometió dicho acuerdo a referéndum , evidentemente, los ciudadanos lo tumbaron porque no se sienten responsables de lo que hicieron sus banqueros
pero, ¿Quién es el responsable????
1) Únicamente los banqueros y directivos de los bancos
2) El Gobierno islandés, por no controlar a los bancos y por no acumular en su fondo de garantía suficiente dinero para devolver los depósitos
3) Los depositantes del dinero, por pensar que puedes confiar en cualquiera que te ofrece un tipo de interés muy alto.
4) Los islandeses, por votar al gobierno que tienen.

Evidentemente la respuesta correcta es (1) , pero éstos no tienen suficiente dinero para pagar lo que deben, por lo que se ha de recurrir a (2). Desconozco cuánto obliga a pagar la ley islandesa o la europea del Fondo de Compensación en el caso de un quiebra bancaria, pero deberían de sacar el dinero de debajo de las piedras para pagar, al menos lo que dice la ley (y no todo el valor de los depósitos).
Los depositantes, lo siento, pero si lo que ofrecían era un tipo de interés estratosférico (no he encontrado cuánto era), deberían haberse preguntado cómo era posible, y si de verdad era un depósito o un fondo de inversión con su riesgo. Un ejemplo, ahora NuevaRumasa ofrece el 10% de interés en pagarés a 2 años, y como garantía pone unos vinos, quien invierta y pierda el dinero, y vaya después a quejarse al gobierno es para devolverle al parvulario a ver si le educan en responsabilidad. como los que invertían en sellos y sacaban el 15% anual hasta que se dieron cuenta que era un negocio piramidal.
y (4).. pues sí señores, son ustedes responsables, ya que ustedes pusieron al gobierno que tienen. Si Islandia se convirtió en el paraíso del liberalismo, el no-intervencionismo del gobierno y la especulación fue porque los ciudadanos lo permitieron con su voto. Los ciudadanos son los responsables últimos de lo que hace su gobierno porque, mientras las cosas fueron bien, nadie salió a decir: oigan que estos nos llevarán a la ruina. No han de pagar todo lo que se debe, porque (3) también tiene culpa, pero sí que se ha de sacar el dinero para devolver lo que la ley diga. Y si la ley islandesa no dice nada, pues la europea.

Y una cosa respecto a los inversores alocados: es muy irresponsable esperar que el gobierno controle todos y cada uno de los productos que hay en el mercado, si usted compra 1000 euros en sellicos porque le dan 15% anual y resulta que no sirven ni para enviar cartas, pues asuma su responsabilidad y no organice la de Dios es Cristo para que el Estado (es decir, todos los demás) le devolvamos el dinero.
Si uno se hipoteca por el 80% de su sueldo y le suben la hipoteca, pues haber alquilado o haber comprado otra cosa. pero los demás no somos responsables de sus acciones.



P.S. por cierto, es el segundo post consecutivo que hago por petición de alguno de los miles de lectores que tengo... debo de tener tantos lectores como personalidad :-)

1 comentario:

Santi dijo...

Te has quedado a gusto, eh? :)

Querido Don 1cualquiera, siento discrepar con su punto 4). Que poder real tenían los ciudadanos Islandeses de cambiar el quehacer de su gobierno? Que alternativas tenían?

Es cierto que el voto de cada ciudadano elige el parlamento, y este al ejecutivo. Pero se puede acusar al votante de los desmanes de sus representantes? Nuestro sistema democrático no es el ágora ateniense. Es más bien la delegación de nuestro poder durante 4 años. Durante ese periodo el ejecutivo puede llegar a tener carta blanca si la oposición, o le hace el juego o no tiene capacidad de veto.