martes, 29 de abril de 2008

Tiene que ser una broma

Leo en los periódicos (aquí y aquí, por ejemplo) que el Gobierno de la Generalitat Valenciana (no la he tomado con Valencia, es casualidad), está preparando una ley que "obligará" (hasta cierto punto) a los inmigrantes a adquirir un compromiso de integración, en el cual los inmigrantes tendrán que "asumir" el modelo de convivencia, "respetar las leyes ", así como las "tradiciones y costumbres" de la región.
Bueno, es una versión reloaded del contrato que ya propuso Rajoy. Espero que sea una broma: cuando una persona viaja a un país, sea de visita o a trabajar, ya está obligada a cumplir las leyes locales. Los papeles que firmamos, por ejemplo al entrar en Estados Unidos, sólo certifican que no hemos participado en el holocausto, o que hemos raptado niños, etc.
No se puede obligar a nadie a asumir nuestras costumbres. Haciendo un poco de demagogia: ¿Cuáles son esas costumbres?: la siesta?, ir a los toros el domingo? las tapas? ir a misa? ser del Madrid? (o del Valencia o del Barça?, ver Gran Hermano? Comer a las 2 de la tarde?
Me parece ridículo obligar a cumplir nuestras costumbres. Los inmigrantes se han de integrar y respetar nuestras leyes usando sus costumbres u otras. Es más, en un futuro, cuando se hagan españoles y voten, hasta podrían participar en la decisión de las leyes.
Creo que la inadaptación (normalmente asociada a la pobreza) que ciertas personas que vienen de fuera pueden sufrir no se soluciona obligándoles a asumir nuestras costumbres. Se les ha de hacer partícipes de la sociedad que vivimos, que sientan que son uno más y que su opinión cuenta. Que pueden seguir con sus costumbres y que deseamos la integración y el mestizaje. E insisto, mucha de la inadaptación está asociada a la pobreza, y no a al cultura de las personas que vienen.
Quizás, para concluir, el único pero se lo pondría a los musulmanes radicales, a los que consideran que el Infiel es el enemigo. Pero esta gente creo que son de otro planeta.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A tomar por el saco el título primero de la Constitución Española!! Aquellos ilusos que escribieron sobre libertades, igualdad, dignidad!... ¿en qué estaría pensando esa panda de mataos? Menos mal que las autoridades valencianas ponen las cosas en su sitio. Qué orgullo pertenecer a este país, ay!

Mi único consuelo es que una costumbre genuinamente española es ser un hipócrita rematado (léase decir una cosa y hacer otra; declararse demócrata y no votar; declarar que uno no es racista y luego pedir que "los de fuera" juren abandonar sus salvajes costumbres y se comprometan a comportarse como españoles rectos y civilizados y ocupen, eternamente agradecidos, eso sí, los trabajos más degradantes y mal pagados que los españoles "de verdad" no queremos ni regalaos;...).

Los "señores de fuera" en Valencia tendrán que asumir nuestras costumbres, claro que sí,...especialmente la de ser hipócritas.

1cualquiera dijo...

Lo has clavado, Anónimo, lo peor de todo es que la gente que tiene los santos c... de dejarlo todo y trasladarse a otro país a trabajar de lo que sea, tiene ahora que sufrir este ataque de catetismo de ciertas autoridades.

titud dijo...

Pues en Cataluña obligan a utilizar el catalán. Para catetismo, la actitud de las autoridades localistas en Cataluña.

Anónimo dijo...

Yo vivo en Catalunya y, hasta el momento, no me han "obligado" nunca a hablar en catalán (tampoco castellano, lo aclaro). Me han enseñado ambas lenguas y por ello me siento una privilegiada. Titud
¿no será que escuchas demasiado la COPE y hablas sin saber? No pretendo ofenderte pero desconozco en qué se fundamenta tu afirmación. ¿O es que querías poner un ejemplo de catetismo? Si es así lo has logrado. Por cierto, la expresión "autoridades localistas" es un poco rara ¿no?