miércoles, 18 de febrero de 2009

Un tema peliagudo

Me gustaría tratar el siguiente tema con el mayor de mis respetos hacia la familia de la chica, Marta, que ha sido recientemente asesinada por su ex-novio.
Aparentemente, Marta está muerta y su cadáver fue lanzado al río Guadalquivir. No hay palabras suficientes para describir la rabia que se puede sentir al saber que un desgraciado ha matado a su ex-novia, simplemente por pensar que "era suya".
Sin embargo, la violencia de género, o machista, o como se le quiera llamar no es el tema que quiero tratar hoy...
Se están dedicando grandes medios para rescatar el cadáver de Marta. Intentemos ser fríos por un momento, intentemos ser objetivos: los recursos del Estado son finitos: ¿Dónde está el límite en el dinero que se ha de disponer para rescatar el cuerpo sin vida de un conciudadano?. Es fácil decir que cualquier gasto no es suficiente para entregar el cadáver de una persona a su familia, pero, si demostramos que está muerta... ¿se ha de hacer "de todo" para recuperar el cadáver?
Lo primero que uno piensa es que sí, pero ese dinero quizás se pueda destinar a salvar las vidas de otras personas. No olvidemos jamás que lo que se gasta en algo no se puede invertiren otra partida. El otro día leí que había 80 guardias civiles buscándo el cadáver.... hace eso aumentar el número de robos?
En mi modesta opinión no es lo mismo usar todos los medios disponibles para salvar la vida de alguien que para recuperar un cadáver.

Se que puedo parecer insensible, y que si fuera mi hija querría ver su cuerpo por encima de todo. Pero el otro día, viendo en TV los medios que estaban dedicando al rescate, me vino ese pensamiento a la cabeza.
Quizás me esté deshumanizando... no lo sé.

7 comentarios:

Jesse dijo...

¿Y que hacemos con las fosas comunes de la guerra civil?

1cualquiera dijo...

hummm buena pregunta....
1 persona contra cientos que están enterradas.
es todo cuestión de proporción de los gastos... dónde está el límite en lo que se puede gastar?

Santi dijo...

Si no hi ha cap proba de la mort de la noia, no hi ha delicte.

No es pot condemnar a una persona pel sols fet d'autoinculpar-se.

Si realment vols condemnar a l'assasí, necessiter probes concloents que l'inculpin. No es qüestió de recuperar el cadàver, és qüestió de declarar culpable a l'assassí.

esto es nuevo para mi dijo...

1cualquiera, corres el riesgo del gestor hipereficiente... El Estado, macroeconomía básica, no debiera tener como fin último la maximización del beneficio, sino velar por el interés general. Créeme, el "interés general" es un concepto tan abstracto que infinidad de ideologías políticas, desde el marxismo hasta el ultraliberalismo han intentado darle respuesta... No es fácil. Pero cuidado, entrar a cuestionar los gastos estatales es arma de doble filo... sobre todo éstos... podría empezar con la campaña de publicidad de Hereu de "visc a Barcelona"... desde mi humilde opinión innecesaria comparado con la búsqueda del cuerpo de una persona... sobre todo piensa que sus asesinos ahora mismo se encuentran en situación de "habeas corpus", 72 horas arrestados máximo.. estoy con Santi en que ha de aparecer el cuerpo para hacer una acusación en firme.

1cualquiera dijo...

Insisto... no digo que no se tenga que buscar el cuerpo, mi pregunta (provocativa, lo reconozco) es: hasta dónde debemos llegar?
si después de 5 días sigue sin aparecer Marta:
cambiamos el Guadalquivir de curso?
Fletamos un submarino que la busque por el fondo de la desembocadura?

el mal grave ya está hecho.
Por otro lado, esto se está convirtiendo en un circo. No os recuerda a Alcásser?

1cualquiera dijo...

Santi: el periódico de hoy dice que la policía tiene pruebas suficienteds para incriminar a los presuntos culpables, e incluso que quizás fue tirada al río viva.
No se tanto de leyes como para poder argumentar qué pena se puede aplicar cuando no hay cadáver.

Silgo dijo...

¡Hola!

Estoy de acuerdo con 'es nuevo para mí': En la persecución del pragmatismo a ultranza un paso próximo sería el no tratarte de una enfermedad porque la medicación es cara, y con el ahorro consiguiente puedes tratar un número superior de pacientes que requieren tratamientos menos onerosos.

Y de ahí en adelante, lo que quieras. Siempre se han de establecer límites, pero hay un peligro inherente en ello.

Un saludo y gracias por el post, me ha hecho pensar un poco :-D