martes, 24 de febrero de 2009

Pertenecer a un club

¿Insistiríais en pertenecer a un club donde no os quisieran?
Decía Groucho Marx que no se haría de un club donde le aceptaran como miembro. Este caso es un poco diferente. Un italiano se quiere cambiar de sexo para hacerse monja. Evidentemente la curia no se lo va a permitir.
Supongo que lo que quiere el chaval es notoriedad y liarla por un tiempo. Cerca de casa hay un gimnasio femenino, y no pienso cambiarme el sexo para ver si dejarían que me apuntara.
La iglesia católica lleva dos milenios existiendo. No entiendo cómo todavía hay católicos que no entienden que ha perdurado todo este tiempo precisamente por no hacer cambios radicales. Además, da igual lo que las bases quieran, ya que no es un sistema democrático.
De todas maneras hay muchas religiones en el mundo y muchas de ellas basadas en el cristianismo. Seguroq eu hay alguna que le acogería en su seno como monja, monje o monjo.

En el fondo, lo de este chaval son ganas de tocar lo que no suena.

3 comentarios:

Jesse dijo...

"En el fondo, lo de este chaval son ganas de tocar lo que no suena."

Sobretodo después del cambio de sexo.

esto es nuevo para mi dijo...

El comentario de Jesse, además de ser la mar de gracioso, tiene desde mi punto de vista algo de verdad. No sé qué pensar. Yo creo que, si es verdad lo que dice, tiene una mente muy atormentada, y si no lo es, bienvenido a la fauna del "Tomate", o mejor dicho "Pomodoro". Perdonad la broma estúpida pero a estas horas aún me estoy desperezando...

Josito dijo...

Antes del cambio de sexo debería preguntar al Vaticano, ¿no?, no sea que luego no la dejen entrar...