martes, 13 de octubre de 2009

La ciencia española no necesita tijeras ....?

A raiz de la posible rebaja en el presupuesto en investigación, ha empezado una campaña que dice algo así como "La ciencia española no necesita tijeras"... es cierto, no necesita tijeras, sino mejores gestores y un mayor control de donde va nuestro dinero.
Tengo la suerte de haber trabajado en I+D tanto en la universidad pública como en una empresa privada. En la universidad se hace más "I" porque la "D" no suele interesar mucho, mientras que en la empresa se hace más "D" porque la "I" es una pérdida de dinero y tiempo (ejem).
A ver si puedo sintetizar lo que pasa por mi cabeza
  • La investigación pública está muy mal pagada. Quien se queda en la universidad lo suele hacer por auténtica vocación, porque en casi todas las áreas se gana mucho más en la empresa privada.
  • La investigación pública está lastrada por la ineficiencia burocrática inherente en la administración pública. Esa burocracia, representada por unos funcionarios que les importa bien poco la ciencia, es una auténtica lacra en este país. Los investigadores no son los clientes a los que los burócratas han de cuidar, sino unas moscas cojoneras que impiden dedicar todo el día al Interné.
  • La calidad del trabajo no está directamente relacionado con tus probabilidades de ganar más dinero o de progresar. Al contrario, mentes grises y seguidistas suelen tener más probabilidades de subir escalafones (tuve la suerte de poder trabajar con gente que no era así)
  • Los currículum se miden "a peso", cada área de investigación tiene unas publicaciones de calidad diferentes, ya sea en congresos o en revistas. Hay áreas donde publicar en congresos es lo más difícil. Como los CV se suelen valorar por números de líneas, esto genera un montón de publicaciones absurdas a congresos sin importancia que no son más que negocietes para los que los organizan. Esto revierte sobre el contribuyente, ya que cada artículo presentado en un congreso supone un gasto en viajes, hoteles y dietas.
  • La gestión del dinero la suele hacer el Investigador Principal. Esto significa que él hace el presupuesto y él controla el flujo de dinero. Eso significa que tenemos a principiantes económicos haciendo presupuestos. La filosofía que se sigue es: Necesitamos 1 M, pedimos 3M y ya recortarán.... "muy profesional"
  • Como los presupuestos no son fáciles de hacer, a veces sobra dinero. Si no se gasta, ese dinero se pierde (reconozco que es difícil hacer presupuestos a 3 años vista, sobretodo porque el precio de los equipos puede cambiar). Como el dinero se pierde, hacia final de año siempre llega el email que dice "nos sobran X mil euros... qué podemos comprar para gastarlos"? .... "muy profesional"
  • Las becas de doctorado son penosas... y lo peor es que al acabar la beca no siempre se puede encontrar trabajo en España. Yo mismo disfruté de una carrera en una universidad pública (con becas para la matrícula), más beca de doctorado durante 4 años. Al acabar, lo único que hizo que me quedara en España fue un absurdo sentido patrio(nada de banderas o himnos) que me decía que, después de lo que se había gastado el Estado en mí, no era justo que me fuera a pagar impuestos a otro país.... pero incluso queriendo quedarse, muchas veces es difícil encontrar trabajo debido a los mecanismos endogámicos existentes en la selección de personal.
  • La investigación se debería orientar a producir resultados tangibles y útiles para la sociedad, y no en hinchar currículums y egos.
  • Se debería favorecer la creación de spin-offs dentro de los centros públicos: empresas que explotaran lo que se ha investigado. Pero estamos en un país donde nuestro modelo es Florentino Pérez o Mario Conde, y no Steve Jobs o Gordon Moore
  • Las empresas deberían invertir más en Investigación: acaso lo ha de hacer todo el Estado??

En resumen, dijo Abraham Lincoln: "Si creen que el conocimiento es caro, piensen cuánto puede costar la ignorancia". Incluso en momentos de crisis, se ha de apostar por la innovación, porque es donde podemos encontrar las soluciones.
Sin embargo, se ha de controlar más ese dinero: nada de malgastarlo en comilonas absurdas en restaurantes carísimos, vacaciones pagadas a profesores extranjeros que vienen de sabático, viajes a congresos para presentar artículos que no aportan nada, sobresueldos a quien no lo necesita, o equipamiento inútil o para uso dudoso.

1 comentario:

Ronald McDonald dijo...

se puede decir más alto, pero no más claro...totalmente de acuerdo....
Un abrazo