sábado, 31 de octubre de 2009

Halloween, obispos y fiestas paganas

Hoy se celebra Halloween (bueno, yo he comido castañas y panellets, pero en mis tiempos más mozos hasta salía de fiesta y todo :-).

Los hay que se quejan que es una americanada, que hemos importado una fiesta que hemos visto en las películas y que no representa nuestra cultura ni tradición. A esos les digo que la cultura es algo dinámico y que las tradiciones están para romperlas. Y que cada uno puede hacer la fiesta cuando quiera y de lo que quiera. Y si de aquí a unos años nos dedicamos a decorar calabazas... pues bienvenido sea, si es así como lo quiere la gente (no veo a nadie apuntando con pistolas a la gente para que se disfrace, o disfracen a sus hijos).

Después tenemos a la jerarquía eclesiástica, que ha manifestado su preocupación por la proliferación de este tipo de "fiestas paganas". Me hace gracia la hipocresía que muestran al decir que es una fiesta donde se celebra la muerte en vez de la vida: ¿Qué celebra la Semana Santa?: la pasión, muerte y posterior resurección de Jesucristo. ¿Qué vemos en las procesiones? Imágenes de Jesús sangrando, crucificado y con corona de espinos, rodeado de personajes siniestros, los nazarenos, con sus cabezas tapadas al estilo Ku-Klux-Klan. ¿No acojona más eso a un niño que la figura de una bruja?

Y lo mejor es cuando dicen que estas fiestas paganas pueden desplazar a las costumbres cristianas. Es el colmo: muchas de las fiestas cristianas actuales se colocaron sobre antiguas fiestas paganas: por ejemplo La Navidad es, entre otras fiestas, la celebración del solsticio de invierno. Jesucristo no nació (ni de coña) en el mes de invierno en Belén... y ¿qué decir de San Juan?, o el propio día de Todos los Santos: parece ser que se colocó el día de una fiesta de origen celta. Por no hablar de la Catedral de Córdoba, situada exactamente encima de donde estaba la antigua Mezquita.

Señores obispos: celebren sus fiestas (que, por cierto, se convierten en fiestas de todos, seamos católicos o no), opinen de lo que les de la gana, pero lo de meter miedo al populacho para controlarlos creo que ya les queda un poco grande....

1 comentario:

Santi dijo...

Que celebren lo que quieran, pero si unos niños aparecen en mi casa diciendo: "truco o trato?" les doy con la puerta en las narices.

Ah! Y el 4 de Julio me pondre a tirar petardos en la plaza mayor.