martes, 18 de mayo de 2010

Tijeretazo... Zapatero tiene que irse

Después de 1 mes ausente (soy padre con la "L" a la espalda), quiero escribir unas pocas líneas sobre el tijeretazo, y, de paso, abstraerme de mi nueva vida y ejercitar los dedos en el teclado.
Las razones para el tijeretazo son fáciles de entender: con un déficit del 11% del PIB (lo que ingresa el estado menos lo que paga) es difícil sostener cualquier economía (pensad vosotros mismo si cada mes acabarais en números rojos).
Las medidas tomadas son discutibles: no hay medida de recorte del presupuesto público que haga feliz a todo el mundo. A mi me duelen especialmente las bajadas en la inversión, porque, como buen keynesiano de pacotilla, creo que es el motor del desarrollo de la economía. Las otras medidas se tendrían que haber tomado antes de una manera más suave... y es por eso que creo que el Presidente debe dimitir.
El sueldo de los funcionarios se podría haber congelado hace años, y se podría haber congelado la Oferta de plazas hace, al menos, dos años. Los 2.500 euros del cheque bebé se tendrían que haber dado en función de la renta. Las pensiones no se deberían de tocar (aunque es la partida que mayor parte del presupuesto se lleva). Las ayudas para la dependencia se tendrían que haber dado ya, en menor cuantía, más filtradas las peticiones, pero ya.
El Presidente ha estado retrasando estas medidas demasiado tiempo. Se ha rodeado de gente que no ha sabido decirle que eran necesarias. Se ha pensado que sólo aumentando el gasto íbamos a ingresar más. Ha querido pasarse de demagógico con las prestaciones sociales, cuando más vale dar unas pocas que dar muchas, mal y luego quitarlas.
Creo que ha sido Artur Mas el que ha dicho que Zapatero debería irse, pero sin convocar elecciones. Pienso lo mismo. No es momento de elecciones, es momento de que tengamos un presidente con credibilidad, que sea del partido más votado en las últimas elecciones. Es hora de dejar los sueños a un lado y afrontar la cruda realidad...

mientras, en el otro lado de la galaxia, Mariano Rajoy da su apoyo a Camps diga lo que diga la justicia, y juega al tacticismo político en lugar de a la política de los grandes líderes. Y después van de patriotas...

4 comentarios:

Jesús dijo...

Estoy de acuerdo casi con todo lo que dices. Lo de bajar los sueldos a los funcionarios me parece mal o muy mal. Soy funcionario, pero creo que la mejora del colectivo no pasa por bajar los sueldos sino en hacer una parte considerable del sueldo variable por objetivos como hay en la mayoría de lugares. Eso podía haberse hecho hace algunos años. Como regular el mercado inmobiliario y tantas otras cosas. Considero que romper el principio de que a un trabajador no se le puede bajar el sueldo es malo y si lo hace el estado, es aún peor. Se podía haber congelado la oferta. Se puede subir el IRPF (de forma que se sacrifique el sueldo de todos aquellos que hemos mantenido nuestro trabajo y no solo de los funcionarios). En fin, ahora a esperar a ver qué tipo de ostias le caen al resto de trabajadores cuando se firme el acuerdo por el empleo. Más eventualidad, o eventualidad para todos. Y todo esto mientras los especuladores siguen amasando pasta como hasta ahora, impunemente.

En fin, igual me pillo una excedencia y me vuelvo a la privada, donde ganaba tres veces mi sueldo actual (antes de la reducción)...

Silgo dijo...

Antes que nada, felicidades por esa L.

Y en lo concerniente al tema de la entrada, creo que lo destacable de todo esto es que, cuando se pase el cabreo generalizado, aquí no habrá pasado nada y habrán pagado el pato los de siempre.

Como muy bien dice Jesús, hay un montón de otras cosas que se podrían haber hecho.
Y mientras, la banca, a la que se ha tenido que ayudar (en secreto, además), anuncia beneficios que se cuentan por miles de millones y la patronal aprovecha para dar un zarpazo a los derechos que consiguió gente que sí supo luchar y que nosotros sólo sabemos perder.

Es simplemente obsceno.

Anónimo dijo...

...Felicidades...

elena dijo...

vi a Mas haciendo esas declaraciones. Estoy de acuerdo con él, aunque creo que sólo en esto. a ver qué hace hoy en el Debate sobre el Estado de la Nación.