sábado, 17 de enero de 2009

¿Dónde está el límite?

Leo en Público que Telecinco prepara un nuevo reality basado en realizar pruebas de ADN a padres inseguros de su paternidad.
Espero que los autores del programa sean los primeros en someterse a dichas pruebas, más que nada para comprobar si realmente son tan hijos de ... como ahora mismo pienso.
Supongo que a medida que la crisis se acentúe nos iremos encontrando programas más bestias, ya que por un lado habrá más gente desesperada y con falta de dinero dispuesta a hacer lo que sea por sobrevivir y, por otro lado, la audiencia estará con ganas de ver lo que sea con tal que le aleje de su maldita realidad cotidiana. Parece que el fútbol no es suficiente opio para el pueblo y necesitamos experiencias más fuertes.
Hemos visto Gran Hermano, donde emborrachan a los concursantes para que haya morbo, hemos visto programas donde tientan a las parejas para que sean infieles, hemos visto programas que usan el polígrafo para bucear en las intimidades de los concursantes, hemos visto programas donde gente anónima desnuda sus problemas familiares por un minuto de gloria...
¿Dónde está el límite? Es evidente que "hay gente pa to" y que siempre encontrarás un voluntario para jugar, en directo, a la ruleta rusa con un revólver. Pero estos programas existen porque la gente los ve? o la gente los ve porque no hay nada mejor?
Tan necesitados estamos de ver las mierdas ajenas para olvidarnos de las nuestras?
Mi conclusión es que, con el TDT y el cable, hay cadenas suficientes en la TV para que cada uno elija lo que realmente le apetece ver. Si estos programas existen es porque hay un mercado para ellos. Los que van a esos programas lo hacen en libertad (aunque llevados por la necesidad de dinero). Si quieren "prostituir" su vida privada... adelante... es suya. Eso sí, las cadenas televisivas son los "chulos", unos proxenetas, que se aprovechan de estos prostitutos y los televidentes son los puteros que se aprovechan de las necesidades de los protagonistas para satisfacer su morbo.
Que cada palo aguante su vela...

7 comentarios:

Ruby Marmolejo dijo...

Lo peor de todo, es que la culpa no es de quien hace el programa, sino de la morbosa audiencia que demanda este tipo de contenidos.

Aunque como muy bien dices, hay que fijar o regular donde está el límite. Aunque esto de 'regular' sea poco liberal.

Anónimo dijo...

Leo su última intervención en el”Bus ateo”,”.. cada uno puede hacer con sus creencias o no creencias lo que quiera y gritarlo a los cuatro vientos..”,,y ahora cuestiona, la moral de alguien que quiere vender su vida, o comprar el ADN para que cuadre con la de su vástago ,o de aquellos que nos sentamos a ver lo que alguien nos ofrece ,la mayor parte de las veces , sin pararnos a juzgar lo que hacen o el porqué lo hacen ,sino ,con el ánimo mismo de olvidarnos de nosotros mismos, y si, a emborracharnos de las miserias ajenas ,para olvidar las nuestras propias,¿ dónde está el mal? ¿en el qué vende su vida por dinero?, ¿en el qué compra la vida a cambio de audiencia? ¿en esa audiencia morbosa que traga con todo aquello que le echen?,no olvidemos que vivimos en una sociedad de libre mercado y en eso entra , la ley de la oferta y la demanda.,y cada cual con su vida ,al igual que con sus creencias ,puede hacer lo que le de la gana y gritarlo a los cuatro vientos ,pero ,quizás el mal también lo encontramos ,en aquel que juzga cada acto del prójimo ,sin ningún tipo de misericordia ,creo que el límite le pone uno mismo,”Vive y deja vivir”
Sra Marmolejo ,sinceramente, creo que también hay culpa en esa sociedad hipócrita( no digo que Ud lo sea), pero si que , al igual que Ud, emplean frases como”la culpa no es de quien hace el programa, sino de la morbosa audiencia que demanda este tipo de contenidos.”..escurriendo el bulto de aquello que estaría mal mirado en una sociedad que ellos consideran intelectual y a la cual quieren pertenecer por derecho propio ,para ello se enrolan en una pose arcaica y farisea ,diciendo que no ven ese tipo de programas y quien lo ve es de bajo nivel o baja estopa .Soy consciente de que muchos venderían lo que fuera( incluso sus ideas ,que es otra forma de prostituirse ) ,para que alguien les abriera las puertas y pertenecer a ella ,al igual que otros entrar en Gran hermano( respetable ambas) ,esa sociedad ,que no ve ese tipo de programas pecaminosos ,y sin embargo ,saben que se emborrachan en tal programa, se acuestan en el otro y se apalean en el de más allá ,y no sólo eso, sino que, se permiten verter duras críticas con aquello que no ven ,lo harán por la ciencia infusa creo ,y es que el poder mental de algunos es tan grande ,que ven y se atreven con lo que nadie puede ,ya lo dijo alguien” quien esté libre de pecado ,que se atreva a tirar la primera piedra” .
Bien, con esto decir, que soy un chulo televisivo, me gustan ,incluso me he reído ,y a veces ,he llorado con cada prostituto que ha vendido su vida , pero nunca he juzgado porqué iban a prostituirse, ni he pensado que eran menos dignos que yo al hacerlo ,cada uno elige como llevar su vida, y como vencer sus miseras ,si es que se puede con ellas, que cada uno juzgue sus propios actos, luego apago la tele y duermo en paz.

1cualquiera dijo...

Anónimo:
Cuando escribí lo del "bus ateo" estuve dándole vueltas a lo que usted dice: se puede tener un blog donde se opina de las cosas a la vez que se dice que cada uno haga lo que quiera con su vida? Es lo mismo opinar que juzgar? como persona humana tengo opinión de lo que sucede a mi alrededor y hay cosas que me gustan y otras que no, y así lo expreso aquí... así que encuentro muy interesante su reflexión porque coincide con alguna paradoja interna que tengo.
Aún así, sigo pensando que cada uno puede hacer lo que quiera con su vida: ir a mostrarla a la TV o ver cómo la muestran. Es más, yo he podido seguir alguna temporada de GH tomándomelo más o menos en serio o incluso podía perder algún sábado noche viendo "Salsa Rosa".
Se puede permitir cualquier cosa? Esa es mi pregunta. Ruby habla de regular... quizás ... pero cómo?
Son libres las mujeres del este que vienen aquí y se prostituyen para poder pagar el viaje?
es lícito permitir que una persona que necesita el dinero venda un riñón? (hay gente que lo defendería)
Con esto quiero decir que bajo el "paraguas del ejercicio de la libertad individual" no siempre se esconde una persona libre. Y no me gusta que nos aprovechemos de la necesidad de alguien para cubrir nuestros deseos morbosos.

Dejo para otro día la reflexión sobre opinar y enjuiciar, que encuentro muy interesante.

Silgo dijo...

Me apartaré del debate de la ética en los medios de comunicación y entraré al trapo del morbo de la noticia: Me ha venido a la memoria un artículo más o menos serio, leído en una publicación científica, en la que cifraban que el ratio estimado de niños nacidos de otro padre (niños cuco, los denominaban) rondaba el 30% Lo cual, pensado friamente, es una cifra escandalosamente alta.

Oscar dijo...

Yo sólo me pregunto... no habeis visto nunca "El Juego de Tu Vida"?

esto es nuevo para mi dijo...

óscar, no sé si te refieres al programa en que una pobre señora descubrió que su marido le fue infiel con un transexual.


El caldo de cultivo de APM... si es que todo tiene su porqué...

1cualquiera dijo...

Silgo: ese número parece un poco exagerado.. pero seguro que se cumple en los paises nórdicos... todos sabemos que allí son mas ligeros de cascos. En cambio, en España es no pasa :-)

He visto pasajes de "El juego de tu vida" en programas de Zapping y no me lo acabo de creer... puede que sean todos actores? si no es así , pues la verdad es que ya poco nos queda por ver... tal vez suicidios en directo